YAFÜN


YAFÜN from Cardumen Papel on Vimeo.

Aquí YAFÜN. Pueden pedir(me) vía facebook o a juliajuliaporto@hotmail.com, o bien visitar los puntos de venta.


La buena poesía sabe transmitir el sentimiento de su generación. Sabe también interpretar lo que pasa, lo que pasó, lo que viene.
Mayor poesía es la que hace todo esto sin estridencias, confiando en la fuerza del sonido despojado, leve.
Más alta aún, la poesía que dice sin saber que dice, que despierta a quien la lee y la oye, esté donde esté.
Leídos hoy, agosto de 2015, en Roma, Italia, estos textos de Julia no pueden ser más actuales y vibrantes. No pueden estar más necesitados de traducción al árabe, al kurdo, al alemán y a varias otras lenguas europeas, en este momento preciso en que cientos de miles de personas luchan por llegar a Europa central, en tren, en colectivo, a pie, huyendo de una realidad impronunciable en Medio Oriente.
Seguramente, Julia no pensó en nada de esto cuando escribía Yafün. No pudo pensar tampoco en qué leerá una señora, digamos, en Aurangabad (región de Maharashtra, India), dentro de unos cien años, cuando se encuentre con los textos acaso virtuales de Yafün en la palma de su celular, o en su reloj pulsera.
Acaso ya no exista el celular; pero algo o mucho de los sonidos de Yafün estará, virtualmente. Tal vez sean pronunciados con cierta dificultad por la señora, que no entenderá el castellano (podrá confrontar el original con la traducción, en una edición bilingüe al hindi). También a nosotros nos llega la palabra "yafün" desde un pasado mapuche; una voz de la cual pareciera que no queda sentido.
Y sin embargo, hoy lo sabemos: esta resistencia, esta fortaleza de yafün, ha sabido decir lo que pasa. Querida Julia: la señora de Aurangabad, en el año 2115, querrá saber más. No dejes de escribirle.

Manrique Altavista - Roma, 6 de setiembre de 2015